Me pareció ver un lindo gatito…

Los felinos pueden ser domésticos o salvajes, lo que determina si viven en una acogedora cama de goma espuma en un apartamento o su hábitat es la intrincada selva amazónica o africana. Entre las mascotas de casa, los gatos ocupan un lugar privilegiado y han dado origen a conocidas frases como “como perros y gatos”, “jugar al gato y al ratón” o “haber gato encerrado”.

Hoy abordaremos algunas palabras asociadas a los félidos. El mundo gatuno o gatesco se vincula, generalmente, con los gatos domésticos. La habilidad de estos animales para escabullirse o acechar con disimulo a sus presas sin hacer ruido ha dado lugar a la aparición de términos de uso coloquial como gatazo o gatada, asociadas al engaño, estafa o timo. En ese mismo orden, se ubica gatuperio, referido a embrollos, intriga o negocios ilegales como los que practica el gatunero al vender carne de contrabando. Además de abundancia de gatos, gatera significa muchacho ratero. 

Y todo no queda allí porque, para los vallisoletanos, gatomuso es una persona hipócrita. Por su parte, gatatumba es fingir reverencia, dolor, agradecimiento u otras cosas similares, significado afín al de gatería que es simular humildad y halago para obtener un propósito. 

Como podemos ver, el mundo de los mininos es prolífico en palabras referidas al mundo delincuencial, hipocresía o engaños, aunque ello no es culpa de estos animales que son las mascotas consentidas en muchos hogares y que este 8 de agosto celebraron su día. 

Palabras en Juego les recomienda releer…

Morroño

Voces del reino animal

¡Qué bonita familia!

Etiquetas animales (4)

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *