Frustraciones culinarias

Llegar a ser un chef de alto nivel exige una gran preparación, y es un arte que no todos dominan: al inexperto o mal cocinero le pueden ocurrir cosas como agrumar la masa por usar una cantidad inadecuada de agua. Además, la comida se puede agrazar, agriar o agrear (verbo en desuso), resultando un plato incomible porque la combinación de dos tipos de vinagre fue una mala opción. 

Controlar la temperatura del horno es vital, de lo contrario, el pan se va a ahornar: queda quemado por fuera y crudo en el centro. Otra experiencia fallida es que, al intentar hacer un buen caldo, lo que resulte al final sea un caldibache, calducho o caldibacho sin sustancia y poca sazón. 

Aunque la cocina exige creatividad, esta última va de la mano con el conocimiento de los ingredientes, características y proporción para cada receta. Un cocinero poco profesional puede creer que hacer un comistrajo, una mezcla irregular y extravagante de alimentos, es estar a la vanguardia culinaria. 

Definitivamente, cocinar no es una tarea fácil, en el artículo Acción en la cocina vimos toda una lista de verbos que indican acciones propias de un chef.

Palabras en Juego les invita a releer…

Acción en la cocina

Una bebiata en mi cocina

Vocabulario ajuno

Especial de especias

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.