De jaguarundís y gatopardos

Hoy hablaremos de algunos félidos que viven en estado natural, más allá de los conocidos leones, tigres, pumas, jaguares, leopardos, linces y panteras.

En Venezuela se encuentra el cunaguaro u ocelote, caracterizado por su piel amarillenta y manchas negras. Otra especie americana es el caucel que, según su etimología náhuatl, significa tigre de árbol, y se encuentra desde México hasta Argentina.     

Asimismo, desde México hasta Arizona el jaguarundí o yaguarundi acecha a sus presas y las devora sin piedad. Su pelaje puede adoptar distintas tonalidades como grisáceo, leonado, rojizo o negro. Uno de los felinos más impresionantes por su velocidad, capacidad de trepar y fuerza en las mandíbulas es el jaguar, llamado jaguareté en Argentina. 

Por su parte, el serval es africano y se considera una especie de lince con el cuerpo moteado de negro, patas largas y orejas grandes. El caracal también se relaciona con el lince, su etimología viene del turco y significa orejas negras. El guepardo o gatopardo es parte importante de los félidos. También presentamos aquí las características del gato de la pampa o colocolo, una especie endémica de Chile cuyo nombre deriva del mapuche.

He aquí algunos felinos salvajes no tan conocidos pero igual de bellos en toda esta familia que, desafortunadamente, cuenta con algunas especies en vías de extinción. 

Palabras en Juego les recomienda releer…

Me pareció ver un lindo gatito…

Café de Algalia

Etiquetas animales (1) 

Etiquetas animales (2)

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *