Ocotito

En la reunión de cierre del Campeonato Mundial 2004 se acordó que el siguiente Mundial se haría en España. Iba a ser la primera vez que un país repitiera sede (Madrid había sido sede del primer Mundial, allá por 1997), y la primera vez que la Federación Internacional de Scrabble en Español trabajara en Europa.

Y arrancaron las gestiones. Enric Hernández estuvo muy activo todo el año. Hiquíngari Carranza consiguió, a través de un amigo, un aporte parcial para financiar el torneo, con la condición de que se hiciera en un hotel determinado. Los meses pasaron, las gestiones seguían, la gente empezó a ponerse nerviosa y todos se la agarraban con el presidente de la FISE…

Se definió que la sede del torneo sería Oropesa del Mar, cerca de Castellón. Pero a un mes del Mundial, cambiaron las cosas. Y la sede se trasladó a Alfaz del Pi, cerca de Benidorm. El aeropuerto internacional más cercano, el de Valencia, estaba a cien kilómetros, lo que trajo dificultades, costos y quejas. Como consecuencia, se aprobó en la Asamblea que los Mundiales deberían realizarse en ciudades que tengan aeropuerto internacional, al que lleguen vuelos desde todos o al menos la mayoría de los países participantes.

El hotel era muy lindo, moderno y luminoso, a unos 200 metros del Mediterráneo. Me enteré mirando fotos en internet que las playas eran espectaculares. Y el último día pude comprobarlo personalmente, después de una semana sin salir del hotel, corriendo de acá para allá…

Arrancamos con el Torneo Extra, en el que participaron 21 jugadores y ganó Victoria Merdinger, quien junto con Ingrid Hernández y Cristian Richart se clasificaron al Mundial.  La segunda fase del Extra la ganó Graciela González y se aseguró plaza para el Mundial 2006.

¡Y arrancó el Mundial! Participaron 50 jugadores, continuando la tendencia de crecer 10 por año. Se disputaron 15 rondas, lo que también marcó un crecimiento respecto del año anterior. Al cabo de las 15 rondas, había cuatro españoles entre los cinco primeros lugares… ¡el valor de jugar como locales! Y por única vez, dos representantes de Estados Unidos estaban entre los 10 primeros: Airan Pérez (que en esa época vivía en El Paso, Texas) y Héctor Klie. Pasaron a la final Antonio Álvarez y Enric Hernández. Luego de tres duras batallas, Antonio se coronó campeón.

La concejal de cultura del Municipio de Alfaz del Pi, entrega el trofeo a Antonio Álvarez.

Pero luego de las rondas regulares, y antes de la final, se jugó la I Partida Duplicada Mundial. Podían jugarla los 20 primeros clasificados en el Mundial que desearan hacerlo. Los dos finalistas prefirieron descansar. La Duplicada se jugó a solo 12 rondas, utilizando un software especial desarrollado por Cristian Richart, quien dirigió la partida. Andreu Pont fue el locutor. Y el máximo impacto lo logró Carlos Martínez, quien colocó ocotito en una jugada de pocos puntos (ni siquiera era Scrabble), pero que significó un bonus, un aplauso y una fama que dura hasta hoy: basta mencionar a cualquier scrabblista “ocotito” e inmediatamente reconocerá a Carlos y ese momento histórico.

No voy a hacer alarde de quién ganó esa primera duplicada, je je. Basta con la imagen del momento.

Horacio Moavro – Campeón de la Duplicada 2005, a su lado Héctor Klie y Adán Cassan.

Una vez más se cumplió eso de que “fue el mejor mundial de la historia”. Cada uno, mejor que el anterior. Nos fuimos todos contentos, ya palpitando Montevideo 2006. Pero esa es otra historia…


Palabras en Juego les recomienda…

Ocotito y lililís

Author: Horacio Moavro

Argentino, scrabblista, contador, discutidor, abuelo. Interesado en todo. Lo mejor: pasar buenos momentos con los amigos de acá y de allá. Nunca falla.

2 thoughts on “Ocotito

  1. De nuevo, muy agradable relación de lo sucedido en ese mundial. Muy bien por Horacio, que se ha convertido en el cronista de los mundiales. Otra anécdota de ese mundial, es que el Campeón venezolano, José Parra, no pudo viajar, porque tras una serie de complicaciones y peripecias, perdió el vuelo en Caracas. Una pena.

  2. Me encantan estas crónicas! Excelente para quienes nos unimos al movimiento más tarde y que quede documentado para los que vendrán.
    Esperamos más anécdotas. Gracias por estos aportes Horacio y por supuesto, a todo el equipo de Palabras en Juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *