Lenguaje navideño (1)

El panorama en estas fechas se torna en un festival de alegría para todos los sentidos: se ve, se siente, se respira, se escucha, se vive la Navidad… y también se habla el lenguaje navideño de los buenos deseos y los elementos propios de la época en nuestros países de habla hispana y mayoría cristiana.

Nochebuena o Noche Buena es la noche de la vigilia de Navidad -el 24 de diciembre- y la navidad es el nacimiento de Jesucristo y, en plural, las navidades, el periodo entre el 25 de diciembre y la festividad de Reyes, el 6 de enero.

La nochebuena es también la planta ornamental originaria de México y América Central, cuya flor roja y de grandes pétalos es un símbolo de la Navidad.

Los villancicos son canciones populares, principalmente de tema religioso, que se cantan en estas fechas. El nacimiento es la representación, con figuras de materiales diversos, del nacimiento de Jesucristo en el portal de Belén.

Una posada es el establecimiento económico de hospedaje que servía de aposento para albergar viajeros con sus caballerías y también el establecimiento hotelero moderno que evoca las antiguas posadas, pero para muchos es el nombre de las fiestas navideñas, en alusión al peregrinar de José y María buscando alojamiento para dar a luz al Niño Jesús.

Los adornos navideños se complementan con la estrella de Belén, las velas, las luces, los lazos y los espumillones: tiras de tela de seda a manera de tercianela (cordoncillo muy grueso). También pueden ser esos lazos con los que rodeamos el pino navideño, compuestos por múltiples y delgadas tiras de papel metálico.

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *