Horripilar y espeluznar

“Halloween” es una palabra que no está en nuestro Diccionario pero que conocemos en los países hispanohablantes y que se deriva del inglés All Hallow’s Eve, “Víspera de todos los muertos”.

La celebración de esta fiesta involucra todo lo que nos cause miedo o temor -sea a la muerte o a lo sobrenatural- y hoy nos invita a revisar este vocabulario. El temor es la pasión del ánimo que nos hace huir de lo que consideramos dañoso, arriesgado o peligroso; el miedo es la perturbación angustiosa que sentimos por un riesgo o daño real o imaginario.

De miedo se deriva miedoso. De temor, temer, atemorizar, temeroso y temerario: quien no tiene temor y se arriesga pese al peligro.

El terror es un miedo muy intenso y origina el verbo aterrorizar y los adjetivos terrible, terrífico y terrorífico. Terrible se usa también para algo desmesurado o difícil de tolerar, como un calor terrible.

El horror es el sentimiento provocado por algo terrible y espantoso, una aversión profunda hacia alguien o algo y una atrocidad o monstruosidad. Coloquialmente, se usa como sinónimo de cantidad muy grande (“se divierten horrores”). El verbo horrorizar se aplica tanto a causar como a sentir horror.

Horroroso es igual a horrible pero este tiene otras acepciones adicionales a provocar horror: algo muy feo, algo muy intenso o acentuado (“un susto horrible”) o algo muy malo, pésimo, como cuando decimos que “la comida en cierto restaurante es horrible”.

Infundir horror y espanto es también horripilar y espeluznar, despeluznar y despeluzar -erizar el pelo o las plumas-, pero son más comunes los sustantivos horripilante y espeluznante.

Pavor es temor mezclado con espanto o sobresalto, y es pavoroso algo que lo causa y nos hace correr despavoridos. Impávido es alguien libre de pavor, sereno ante el peligro.

El espanto es terror, asombro o consternación. Entre curanderos, es un mal causado por un susto. Las palabras asociadas son espantar, espantador y espantoso, aunque esta también se usa para algo asombroso, excesivo (“un frío espantoso”) o algo muy feo.

Artículo relacionado:

Zombis y brujas

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *