Amormío, nomeolvides…

Hoy abordaremos el amor a través del nombre de algunas especies de plantas. Una de las que más me llamó la atención fue el ciclamor o siclamor porque posee otros nombres curiosos como algarrobo loco, árbol del amor y árbol de Judas porque se cree que Judas se ahorcó en uno de estos… ¿será porque muchas veces el amor, la locura y la traición pueden ir de la mano? 

Lo que sí es cierto es que las hojas del ciclamor brotan en forma de corazón y sus hermosas flores se renuevan cada año. Por ello, tiene un uso ornamental principalmente en España. 

En esta misma temática, en el Diccionario de la Lengua Española encontramos amormío, que es una planta perenne con flores blancas poco olorosas; amor también es el nombre de la planta de cadillo cuya espiga está provista de muchas espinas que se quedan pegadas a la ropa y lastiman la piel, y nomeolvides es la flor de la raspilla. 

En el mundo verde también se escuchan latidos porque coraznada designa el interior o corazón del pino y el corazoncillo es una planta herbácea medicinal con frutos capsulares acorazonados.  

Y hasta aquí llegó el amor al natural…

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.