Singulares palabras sin singular

Recientemente, cuando leía aquí en Palabras en Juego el artículo titulado El tajalápiz, que es como en algunos lugares se conoce al afilalápices, sacapuntas o cortalápices, me encontré con un dato curioso digno de investigar, ya que estos tres términos no admiten singular. Por definición, pareciera que estos instrumentos fueron diseñados para afilar, sacar punta o cortar muchos lápices y no solo uno, por lo que no sería correcto hablar de un “sacapunta”.

Luego de este hallazgo comencé a hacer una recopilación de esos singulares términos que carecen de singular, y la lista no es corta. Ocurre mucho con las palabras compuestas, pero para este trabajo nos enfocaremos en las palabras simples.

Podemos comenzar con los gayumbos, porque es lo primero que se pone un hombre. Es así como se le llama en España a los calzoncillos o a un calzoncillo.

Con o sin gayumbos, ¿algunas vez usted ha sentido o le han hecho cosquillas? Siempre que se hable de esta excitación nerviosa debe ser en plural, pues no parece ser posible sentir solo una.

Seguramente usted ha oído decir alguna vez que algo se hizo añicos, que es el nombre que se da a las piezas pequeñas en las que se divide algo al romperse, siempre se habla de muchos y no de uno solo.

Las esposas (solo como sustantivo plural femenino) es la pareja de manillas que usan los policías para aprisionar a alguien. En Perú se les llama marrocas.

Si hablamos de esposa (en singular) ya no nos estaríamos refiriendo a la pareja de manillas, sino a la persona que ha celebrado esponsales (y esta es otra de las palabras que solo se usa en plural): la mutua promesa de casarse que se hacen y aceptan los miembros de una pareja.

Ahora hablemos de un microondas, el horno que sirve para cocinar y especialmente para calentar con gran rapidez los alimentos, pero si se usa en singular ya dejaríamos de hablar del horno, porque una microonda es una onda electromagnética.

El microondas es uno de los muchos enseres que encontramos en una casa, y justamente los enseres solo admiten plural, así como las otras palabras que se utilizan para hablar de esos utensilios o muebles, como los macundales (en Venezuela) y los bártulos, que en República Dominicana y Cuba se les llama féferes.

No son veintipocos, ni veintitantos, yo diría que supera con creces los veintimuchos, y hablo de la cantidad de palabras que tienen esta singular característica de no admitir singular, pero esto lo continuaremos revisando en una próxima entrega de estas Palabras en Juego.

NOTA: Las palabras veintipocos y veintimuchos están incorporadas al Diccionario de la Real Academia, pero aún no son válidas para los torneos de Scrabble ya que no han sido agregadas al Lexicón del 2017.

Author: Mikel Anzola

Pesquisidor de datos curiosos, polígloto apasionado de los idiomas, en especial del español, y en los tiempos libres productor de radio y televisión.

2 thoughts on “Singulares palabras sin singular

  1. Gracias por leer este artículo… y pendiente que por ahí viene una segunda parte con más datos curiosos de palabras que no admiten el singular… ya viene en volandillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *