Se le “chispoteó”

El VI Campeonato Mundial de Scrabble en Español 2002 se disputó en Buenos Aires. Mattel financió la estadía de todos los jugadores en el hotel Marriott Plaza, muy lujoso. Trabajamos mucho en la organización y en las gestiones con Mattel, junto con toda la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Scrabble.

Participaron 40 jugadores, récord hasta ese momento. La forma de disputa, por segunda y última vez, consistió en tres etapas: clasificatoria, en la cual cada participante disputó tres rondas contra jugadores de otros países. Los dos tercios superiores -por suma de puntos- se clasificaron a la etapa semifinal, mientras que el tercio inferior quedó en la etapa motivacional.

Se jugaron otras tres rondas, al cabo de las cuales los 12 que habían ganado mayor cantidad de partidas pasaron a la Final A, y los siguientes 14 quedaron en la Final B. El segundo día se jugaron tres rondas más en cada grupo, para clasificar los dos finalistas.

Faltando una ronda quedaron cuatro jugadores con cinco partidas ganadas, lo que transformó la última ronda en una virtual semifinal: Carlos González, de Venezuela; Rocco Laguzzi, de Argentina; Jorge Carrasco, de Chile; y Francisco Chavira, de México. Los dos primeros derrotaron a los otros dos y se clasificaron a la finalísima. Carlos González, el gran Carlucho, venía de ser subcampeón en la edición anterior, mientras que Rocco era debutante absoluto en mundiales. Jorge Carrasco, que finalmente terminó tercero, ubicó a Chile en la mejor posición de la historia, no superada hasta el momento.

Por última vez funcionó el curioso “jurado de revisión”: un grupo de personas que revisaba todas las planillas una vez terminadas las partidas, y procedía a anular los puntos de jugadas inválidas, lo que generaba suspenso en los resultados, hasta saber el dictamen final.

La existencia de ese jurado llevó a otra situación que hoy sería impensable: la “autoimpugnación”. Es decir, un jugador ponía una palabra y se impugnaba a sí mismo. Era una forma de al menos retener las letras y tener otra oportunidad en caso de palabra inválida. En mi partida contra Federico Chavira, un gran jugador mexicano lamentablemente retirado, él colocó “chispoteó”*, típico mexicanismo del programa de televisión El Chavo. El jurado de revisión la retiró por inválida, y gracias a ese descuento pude ganar la partida. El obvio “se le chispoteó” quedó desde entonces. Con estas “perlas”, podemos ver cuánto ha evolucionado el Scrabble y la organización de los torneos año tras año.

También había un veedor (inspector, visitador, observador) por mesa, cuya tarea era verificar la correcta aplicación del reglamento. En lo personal, recuerdo una partida muy ajedrecística en la ronda final, con Joan Manchado, con Dulce Tejeira en la veeduría.  

Hubo un momento de tensión, que se originó cuando aparentemente un jugador cambió un comodín para permitir que su rival (del mismo país) ganara la partida. Luego de varias discusiones y hasta llanto, se resolvió que la partida se jugara otra vez. Esa situación llevó a introducir el sistema suizo para disputar el torneo. Pero eso es otro relato, del año siguiente.

RECUERDO DEL PRIMER MUNDIAL CON ARGENTINA COMO PAÍS ANFITRIÓN.

La final fue casi futbolística: los finalistas se ubicaron en una sala aislada del resto, y por primera vez la final se transmitió en un tablero gigante donde se iban ubicando las jugadas. Y se armaron las hinchadas, con banderas y todo. ¡Cada Scrabble se gritaba como un gol! Fue muy emocionante y finalmente Carlucho ganó dos partidas (¡jugando de visitante!) y se coronó campeón.

Un gran torneo, y un gran paso adelante en la consolidación de la Federación Internacional de Scrabble en Español. Entró en vigencia el Reglamento de Léxico, en su primera versión. Un excelente esfuerzo de Rosita Cassin, Martha Müller, Hiquíngari Carranza y Adán Cassan, que luego continuaron otros a lo largo de los años.

NOTA: EN EL SCRABBLE USAMOS ASTERISCO A CONTINUACIÓN DE UNA PALABRA (COMO CHISPOTEÓ*) PARA INDICAR QUE ES INVÁLIDA PARA EL JUEGO. UNA BUENA PRÁCTICA TOMADA DE NUESTROS AMIGOS QUE JUEGAN EN INGLÉS.

Palabras en Juego les invita a releer…

La che de Chespirito

Author: Horacio Moavro

Argentino, scrabblista, contador, discutidor, abuelo. Interesado en todo. Lo mejor: pasar buenos momentos con los amigos de acá y de allá. Nunca falla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *