Mi querida y obviada k

Corría el año 2008 y se acercaba el Mundial de Scrabble en Español en Argentina. Cuando faltaba muy poco para el viaje, surgió un proyecto laboral importante en mi carrera, que era la producción de un programa en Meridiano Televisión, una oportunidad que no quería desaprovechar, pero su inicio coincidía con el Mundial de Scrabble. Ya yo tenía el pasaje meses antes de la cita mundialista, entonces me las tuve que arreglar para cumplir con ambos compromisos, por lo que tuve que llamar a la aerolínea para cambiar la fecha del viaje.

Les cuento esto porque cuando realicé la llamada al centro de atención telefónica de la aerolínea, me pidieron el código de reserva, el cual los operadores deletrean con el uso del alfabeto radiofónico. En este caso, el mío contenía la Q, la cual identifiqué como “Q de quilo”, a lo que el operador me respondió: “Disculpe, señor, querrá decir K de kilo”, y yo le insistí en que era Q de quilo, y él también insistía en que rectificara porque no le quedaba claro, ya que para él (y para muchos), kilo se escribe únicamente con K. Al final, me di cuenta de lo que sucedía y decidí dar mi brazo a torcer para avanzar con el proceso, y respondí: “Disculpe, es Q de queso” (aunque lo correcto habría sido Q de Quebec).

El caso es que hay palabras que solo conocemos con la k, pero que también pueden escribirse con otras letras que tengan un sonido oclusivo velar sordo, como la q y en algunos casos la c, y así las convertimos en palabras válidas en el juego de las palabras cruzadas.

A continuación repasaremos algunos casos de palabras con doble grafía que podríamos utilizar con las adaptaciones pertinentes, como el color kaki, que también podemos escribir como caqui.

El ya mencionado kilo puede escribirse con Q, así que podemos empezar con kilo, el elemento compositivo que significa “mil veces” (1000), y que puede tomar la forma de kili-, con lo que encontramos el propio quilo, que es el acortamiento de quilogramo, y también está el quilómetro, quilográmetro, quiliárea, y hasta el quilolitro. Y si hablamos de algo que es de muy larga extensión o duración, podemos decir que es quilométrico.

El kerosén es un producto obtenido del petróleo y se usa como combustible, y tiene nombres alternativos, según la región, como keroseno y kerosín, y estos también pueden escribirse como querosén, queroseno, querosene y querosín.

El insecto hemíptero de nombre kermes también puede llamarse quermes. El kif es el hachís, y también se escribe quif. El kimono o quimono es una túnica de origen japonés que se caracteriza por sus mangas anchas y largas.

Otrora, cuando no existían los medios digitales, si usted quería estar al tanto de las noticias del día, debía buscar un kiosco o quiosco, que es esa construcción pequeña que se instala en la calle u otro lugar público para vender periódicos, revistas y otros productos, donde usted siempre es amablemente atendido por un kiosqueroo quiosquero.

En el área de la salud es común hablar de la kinesiología, conjunto de los procedimientos terapéuticos encaminados a restablecer la normalidad de los movimientos del cuerpo humano, y para algunos parecerá extraño hablar de quinesiología, pues se ha extendido el uso con la k, pero es totalmente válido hablar de un quinesiólogo, la persona que aplica la quinesioterapia o quinesiterapia, o lo perteneciente o relativo a esto último es quinesioterápico o quinesiterápico.

En la tabla periódica tenemos al elemento químico kriptón, cuyo símbolo es Kr, y también se le puede llamar acertadamente criptón.

También tenemos dos gentilicios: al kurdo, el natural de Kurdistán, también se le puede llamar curdo, y al kalmuko, esa persona de un pueblo mongol establecido en Rusia, también se le puede llamar calmuco.

De esta forma introducimos de soslayo en el Scrabble a la undécima letra del alfabeto español: la letra k, que en general se usa en palabras que no tienen el mismo origen que las lenguas romances, y por ello son muy pocas las palabras válidas con esa letra en nuestro idioma.

Por cierto, voy a cerrar dando el ejemplo: yo soy Mikel en vasco y Miquel en catalán.

Author: Mikel Anzola

Pesquisidor de datos curiosos, polígloto apasionado de los idiomas, en especial del español, y en los tiempos libres productor de radio y televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *