Los especialistas

Hace ya cierto tiempo, publicamos aquí un artículo donde se mencionaban algunos de Los oficios de ayer y hoy, unos un tanto curiosos y otros ya extintos, pero hoy pondremos la lupa en esos profesionales que tienen trabajos muy específicos y quizá poco conocidos. Por ejemplo, en el campo de la medicina está el andrólogo, que es el especialista que estudia las enfermedades propias del sexo masculino, y hay quienes dicen que es el “ginecólogo” de los hombres. ¿Conocía usted a este especialistas? Siga leyendo, que hay más.

Al oncólogo también se le llama cancerólogo, el que se ocupa del cáncer. No sé si la antes mencionada es una enfermedad que se pueda diagnosticar mediante la observación del iris del ojo, pues eso es lo que hace un iridólogo, el que se especializa en una pseudociencia llamada iridología.

El tiflólogo se especializa en el estudio de la ceguera y las formas de curarla, y el nombre de esta especialidad me recuerda al tisiólogo, el que estudia la tisis o tuberculosis pulmonar. A la obstetricia también la llaman tocología, y el especialista en esta área es el tocólogo.

En otras ciencias, para conocer más sobre el único satélite natural de la tierra se debe contactar a un selenógrafo, que es el especialista en esa parte de la astronomía que trata de la descripción de la luna. Por cierto, si usted tiene un radar y necesita que se lo reparen, debe llamar al radarista.

Si quiere saber de su raza, clase o linaje, debe acudir a un linajista o genealogista, que son los especialistas en ascendencia o descendencia de una familia.

Hay quienes se especializan en conocer sobre la vida y obra de un artista y es por ello que existen cervantistas, dantistas y gongorista, para estudiar a Miguel de Cervantes, Dante Alighieri y Luis de Góngora, respectivamente. Pero si la especialidad es una época determinada y no una persona, tenemos a los medievalistas, que se especializan en el mundo medieval.

Cuando ocurren hechos importantes en la Santa Sede, los medios de comunicación suelen contactar a un vaticanista, que es quien se especializa en los temas del Vaticano.

Si de lenguas y culturas se trata, hay varios especialistas que podemos mencionar por región: americanista para América, hispanistas para las lenguas y culturas hispánicas, el romanista se especializa en lenguas románicas, el que se especializa en las culturas latinas es el latinista, y el orientalista es el que estudia la cultura y las costumbres de los pueblos orientales.

Si se trata de lenguas y culturas por países, la especialidad de los siguientes se puede inferir fácilmente por su nombre: arabista, filipinista, francesista, germanista, helenista, italianista y lusista. El que se especializa en la cultura hebrea puede ser hebraísta o hebraizante.

El indianista es el especialista en la lengua y literatura de La India, pero también se le llama así al indigenista, que es el especialista en la lengua y la cultura de los pueblos indios de Iberoamérica, y dentro de esos indigenistas hay aimaristas y mayistas, los especialistas en aimaras y mayas, respectivamente.

Un dato curioso: aunque parezca extraño, existe quien se ocupa de la naturaleza y cualidades de los demonios: el demonólogo.

Y para terminar hay que hablar del terminólogo, y no es que exista alguien especialista en terminar algo, el terminólogo es el especialistas en terminologías, como muchas de las que revisamos a diario en Palabras en Juego.

Author: Mikel Anzola

Pesquisidor de datos curiosos, polígloto apasionado de los idiomas, en especial del español, y en los tiempos libres productor de radio y televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *