Igualdad al pie de la letra

Aunque la homosexualidad dejó de ser un delito en Inglaterra desde 1967, la violencia basada en la orientación sexual y la identidad de género siguen cobrando vidas en la cuna de Shakespeare, especialmente las vidas de aquellos que son víctima de discriminación, tal como le ocurrió a Mikki Nicholson, un transexual que fue campeón nacional de Scrabble en su país.

Nicholson llegó a ser número 4 del ranking mundial de Scrabble en inglés y campeona de Scrabble del Reino Unido en 2010, edición a la que se presentó travestido, para sorpresa de los asistentes, con un traje y peluca de color rosa (el nombre de este color también es usado como adjetivo para referirse a lo perteneciente o relativo a los homosexuales, como un “ambiente rosa”).

Mikki Nicholson volvió a los titulares de la prensa británica en 2015 tras suicidarse por ser víctima de ataques en la calle por “ser diferente”. Esta excampeona de Scrabble se paró en la vía de un tren que se desplazaba a 60 kilómetros por hora y murió al instante.

A propósito de este caso, eché un vistazo al Diccionario de la Lengua Española para revisar algunos términos propios de la comunidad LGBT, pero encontré algunos vacíos en ciertos casos, y definiciones escuetas en otros. Podría decir como dato curioso que la Real Academia Española de la Lengua se ha movido muy rápido para incluir neologismos como tuit o tuitear, pero sigue obviando términos como transgénero o simplemente la transfobia, entre otros tantos.

El caso es que en muchos ámbitos los miembros de la comunidad LGBT aún hoy en día son víctimas de discriminación (o discrimen) por ser gay (gais, en plural), lesbiana, bisexual, transexual, travesti o intersexual.

Por cierto, y me disculparán los lectores por la sarta de malsonancias que leerán a continuación, pero la Academia sí ha sido diligente para incluir términos usados para nombrar a hombres o mujeres homosexuales u homos, como cachapera, bollera, marimacho, machona, tortera, cacorro, chuletón, colipato, chanfle, ganso, flojo, cuchumbo, cueco, culero, fleto, hueco, joto, loca, mamplora, maraco, mariol, marión, mayate, ñaño, pailero, patuleco, pájaro, piña, pipián, rosquete, tureca, volador y yegua, hasta maricón, mariposa, mariposón, y afeminado, sin señalar en la gran mayoría de los casos que son despectivos, malsonantes, homofóbicos u homófobos y que pueden considerarse como insultos, por lo que percibo que hay algo de homofobia dentro de aquel edificio que una vez visité con tanta emoción cuando estuve en Madrid hace poco más de un lustro.

En una de las acepciones del verbo entender se indica que forma parte de una jerga para indicar el hecho de “ser homosexual”. Otro término con algo de amplitud en su definición es pareja, que se usa para referirse al compañero del mismo sexo en una relación homosexual.

Existe el término uranismo para referirse de forma culta a la homosexualidad masculina y tribadismo para referirse de forma poética al lesbianismo, y en ese mismo sentido se usa también uranista y tribada para referirse al hombre y mujer homosexual, respectivamente. Lo perteneciente al lesbianismo es lesbio o lésbico.

Afortunadamente los amantes del juego de las palabras cruzadas sabemos que nuestro español es muy amplio y contamos con muchas palabras que hablan de respeto, y la comunidad del Scrabble está abierta a todos porque fomentamos la igualdad al pie de la letra.


NOTA: Palabras en Juego agradece esta colaboración y se pronuncia al igual que el autor, a propósito del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia (que es este 17 de mayo), por el respeto a todas las personas sin importar su orientación sexual e identidad de género. La publicación de los términos peyorativos responde únicamente a la naturaleza didáctica de este sitio.

FOTOS DE: MIKKI NICHOLSON, (IZQUIERDA) ©CARTERS NEWS AGENCY, (DERECHA) ©MIRROR.CO.UK/NEWS

Author: Mikel Anzola

Pesquisidor de datos curiosos, polígloto apasionado de los idiomas, en especial del español, y en los tiempos libres productor de radio y televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *