Frasca, cuerna, cocharro…

Así como hay botellas según distintas denominaciones y capacidades, existen otros recipientes que sirven para contener bebidas, licores y para otros usos. Partimos de la antigüedad con el vaso libatorio, que era utilizado para derramar el vino en honor a los dioses. Asimismo, el vaso fabricado a partir del cuerno de un animal se denomina liara o cuerna; mientras cocharro es un vaso o taza habitualmente de piedra aunque también podía ser de madera. 

Otro tipo de vaso es el cubilete, elaborado con distintos materiales, y se distingue por ser más ancho por la boca que por la parte inferior (un ejemplo es el que traen los juegos de mesa para agitar los dados). A diferencia del cubilete, el cortadillo es pequeño y tiene la misma proporción arriba y abajo. 

El copino es un vaso pequeño de vino, aunque ya es una palabra en desuso. En el Diccionario de la Lengua Española esta palabra tiene otros significados como medida de áridos o conjugación del verbo copinar, un mexicanismo para referirse a la acción de desollar un animal. 

Además de las botellas, el vino se puede conservar en la frasca, que es un frasco de vidrio transparente con base cuadrangular y cuello bajo, mientras que la cuervera es una vasija especial de arcilla destinada a preparar y beber la cuerva o sangría. En algunas regiones de España, la cuervera posee un cuenco en el medio y alrededor están situadas una especie de vasos pequeños en los cuales se sirve la sangría.  

En cuanto a las copas, velicomen tiene un nombre curioso porque es el significado de bienvenida (willekomen) en el alemán antiguo y se describe en el DLE como una copa grande para brindar.

Cerramos con cornucopia, un vaso en forma de cuerno lleno de frutas, flores, dinero u otras cosas que simboliza la abundancia, dado su origen mitológico. 

Palabras en Juego les recomienda releer…

De botellas y licores

Vinos y ciudades

De uvas y vinos

Una bebiata en mi cocina 

Palabras que embriagan 

¡Otro trago, cantinero!

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.