El arrendajo y su desparpajo

Estando en labores domésticas, observaba cómo pasaba varias veces por mi patio un hermoso y alegre arrendajo o rendajo. Observé con detalle y era que mi patio, para él, era el perfecto atajo para un terreno vecino, más abajo. Al asomarme, me di cuenta que se alimentaba con desparpajo de un gajo de guindas, y de las guindas que caían -alegremente pude ver- se alimentaba, sin mucho trabajo también, un escarabajo.

Ese simpático episodio me hizo caer en cuenta de que había muchas palabras terminadas en las letras ajo. Curioso, como de costumbre, me puse a leer otras palabras con esa característica y, aparte de las muy conocidas (como agasajo, altibajo, bajo, badajo, cabizbajo, cascajo, contrabajo, cuajo, debajo, destajo, estropajo, fajo, guanajo, legajo, majo, navajo, rebajo, refajo, renacuajo, resquebrajo, tajo y tasajo), había muchas más, así que pensé en compartirlas con ustedes.

Me llamó mucho la atención que varias de ellas se usan de modo despectivo, como es el caso de rumiajo, como se dice de una persona pequeña y ruin; trastajo es un mueble o utensilio inútil; andrajo es una prenda de vestir vieja y rota; yerbajo o hierbajo es generalmente una mala hierba. Un bebistrajo es una mezcla irregular y extravagante de bebidas y, si esa grotesca mezcla no es de bebida sino de comida, sería entonces un comistrajo.

A un brebaje podemos llamarle también berbajo o brebajo; a un pedazo de tira bien puede llamársele tirajo; si se nos mancha la ropa con tizne le llamamos tiznajo; a una palabra o a una voz poco culta, mal formada o indecente, se le conoce como terminajo (o terminacho) y, cuando el latín es malo y macarrónico (usado  de forma burlesca y defectuosa), decimos que es un latinajo.

A un pedazo de ropa que se va arrastrando se le llama mengajo, o también un calandrajo si es un pedazo de tela grande, rota y desgarrada que cuelga del vestido. Por salivajo, escupitajo, escupitinajo o salivazo conocemos a aquella porción de saliva o flema que se expele de una vez (si es solamente mucosidad es un gargajo), pero cuando esa saliva es espumosa y arrojada en gran cantidad por la boca, pasa a llamarse espumajo o espumarajo.

Por tendajo (o tendejón) conocemos a una tienda pequeña; un cintajo es el modo despectivo de llamar a la cinta; un pingajo es una persona o cosa en muy mal estado, maltratada, pero si lo que está viejo y estropeado es una escoba, se le llama raspajo o escobajo. Un pintarrajo, por su parte, es una pintura está mal trazada y es de colores impropios.

Hasta aquí les acompaño hoy. En un próximo artículo les mencionaré otras palabras con la terminación referida, con la salvedad de que no serán palabras despectivas.

Author: Itser González

Orgullosamente venezolano. Ingeniero de profesión, sociólogo de corazón y juglar en construcción. Apasionado de la conducta humana y ciego amante de las palabras.

1 thought on “El arrendajo y su desparpajo

  1. Hola, buenos días, excelente exposición de palabras en ntra fonética, felicitaciones por tu amplio vocabulario, algunas son de mi conocimiento, pero otras no, gracias por ayudarme a conocerlas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *