De trigos y trigales

“Hay que separar la paja del trigo”… así dice una paremia, un cultismo para referirse a refrán, proverbio, adagio o sentencia; así que en esta entrega trataré de hacerlo, como siempre con la ayuda del Diccionario de la Lengua Española. Empezaré por decir que la paja del trigo se denomina trigaza. Asimismo, en Andalucía y Aragón el triguillo es el residuo generado luego de cribar los granos de este cereal. Para ello se utiliza una herramienta denominada harnero o triguero

El trigo se utiliza para elaborar distintos productos que entran en el rubro de la bollería, pastelería, así como pastas hechas con sémola. Son muchas las variedades que aparecen en el DLE, así que solo nombraremos algunas. Si tomamos como punto de partida el color del trigo, tenemos el trigo cascalbo cuyos filamentos son blancos, el rubión produce granos dorados y los del morato son color oscuro, también se llama azulenco. Por la época de siembra, está el trigo otoñal y el marzal, trechel, tremés, o tremesino que es sembrado en primavera y da sus frutos en el verano de ese año. Cuando se siega antes de tiempo se denomina trigo zorollo.

Asimismo, cuando el trigo se mezcla con el centeno se denomina morcajo o tranquillón y en Aragón se le dice morcacho. La harina resultante de la molienda combina las propiedades de ambos cereales. El consumo del trigo es alto a nivel mundial, aunque la intolerancia al gluten (celiaquía) ha hecho que las personas celíacas (o celiacas) lo eliminen de su dieta.  

De los trigales o campos de trigo, pasamos a recordar que trigueño es un color amarillo oscuro, como el del trigo maduro. Finalmente, otras palabras curiosas que no tienen nada que ver con este cereal y eran usadas en tiempos antiguos son triga, carro tirado por tres caballos de frente y trigón que es un instrumento de cuerdas de forma triangular, propio de las culturas grecolatinas. 

Y como siempre… “vuelve la burra al trigo”. Esperamos sus comentarios.

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *