Pleonasmo

Hace pocos días estaba en una entidad bancaria cuando alcancé a oír al vigilante decirle a otra persona: “mañana subo para allá arriba”. Inmediatamente comprendí que en esa oración se hacía presente un pleonasmo, sí, es una extraña palabra, se le oye extraña, pero aunque es muy poco mencionada, existe.

Un pleonasmo ocurre cuando se emplea en una oración unos o más vocablos innecesarios para que esa oración tenga sentido completo, lo que comúnmente llamamos “redundancia”. Esas palabras realmente están de más, porque solo sirven para añadir expresividad a lo que se está diciendo. Cuando se usan esas palabras, el pleonasmo pasa de ser una figura retórica a un vicio del lenguaje.

Son expresiones pleonásticas -perteneciente o relativo al pleonasmo-, por ejemplo: “lo vi con mis propios ojos”, “bajemos para allá abajo”, “repetir otra vez” y “el doctor aún no ha llegado todavía”.

Los pleonasmos más frecuentes están asociados a los pronombres personales, como por ejemplo: “a ti no te parece bien nada” (el “a ti” es redundante respecto al “te”, por lo tanto, es innecesario), “no me lo cuentes a mí”, “a nosotros no nos hace falta comida”, etc.

Cabe destacar que el pleonasmo es bien valorado por muchos escritores, sobre todo en la poesía, porque sirve como recurso para otorgar belleza a los argumentos, como es el caso del fragmento: “temprano; madrugó en la madrugada, temprano estás rodando por el suelo” (versos 20 y 21 de “Elegía a Ramón Sijé”, texto de Miguel Hernández, poeta y dramaturgo de la literatura española del siglo XX.)

También es utilizado en la música: hay un tema interpretado por Fito Páez y Joaquín Sabina llamado “Llueve sobre mojado”, que recoge una expresión usada para dar a entender que si una cosa estaba mal, ahora se ha puesto peor. También se recurre a esta expresión para manifestar que algo no resuelve una situación o un problema porque no aporta nada nuevo y resulta redundante.

Podemos recordar igualmente el tema “Cuando amanece” de la agrupación española Estopa, donde un fragmento dice: “y yo te quiero besar,  besar tus labios de caramelo y que me lleve el demonio si no te quiero”.

Ya habiendo conocido un poco sobre los pleonasmos, si lo deseas, coméntanos un comentario sobre lo que hoy aquí te hemos comentado.

Author: Itser González

Orgullosamente venezolano. Ingeniero de profesión, sociólogo de corazón y juglar en construcción. Apasionado de la conducta humana y ciego amante de las palabras.

2 thoughts on “Pleonasmo

  1. ¡Me encantó tu artículo, Itser! Muchas gracias. Y ya que me hiciste recordar «Llueve sobre mojado», les recomiendo escuchar una canción llamada «Pleonasmos redundantes», de Los Tres Tristes Tigres, un grupo de talentosos muchachos originarios de Monterrey, México. Pueden visitar su canal en YouTube o dar clic aquí: https://www.youtube.com/watch?v=LOWZRzggyok

  2. Hola, buenas noches, esa expresión, si la conozco, porque la recuerdo mucho cuando estudié castellano, felicitaciones por tu vasto conocimiento en la materia, gracias por hacermela recordar..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *