La fauna de los nahuatlatos

La herencia de la lengua náhuatl abarca un amplio número de términos que hemos recogido en artículos anteriores en los cuales diversas aves han desplegado sus alas para recordarnos sus antiguos orígenes: zopilote, guajolote, hoatzin y cenzontle. Estos no han sido los únicos, porque los felinos también han mostrado sus garras: ocelote y caucel; y una especie de cascabel de más de dos metros llamada ocozoal ha reptado desde el Diccionario de la lengua española con el fin de decir presente y hacer alarde de su capacidad para aniquilar con solo una mordida.

Así que, con este recuento animalesco de nahuatlismos o aztequismos queremos celebrar tres eventos importantes: el torneo mexicano de Léxico que finalizó ayer con una destacada actuación de los campeones en ambas modalidades (foto); el inicio de las fiestas patrias mexicanas y el Mes de la Herencia Hispana en Estados Unidos. 

La mejor forma que encontramos de unirnos a este huateque es compartir nuevas palabras como mazacuata, una especie de boa constrictora cuya etimología náhuatl combina el nombre de dos animales mázatl ‘venado’ y coatl ‘serpiente’. En Venezuela la conocemos como tragavenado, A su vez, la nauyaca es una serpiente grande y venenosa, con el labio superior hendido, lo que hace que parezca que tiene cuatro fosas nasales. Proviene de nahui ‘cuatro’ y yacatl ‘nariz’, lo que no deja lugar a dudas del porqué su nombre.

Otros animales menos peligrosos son la huilota o huiltota, que es una paloma; el quechol, un ave conocida como espátula por la forma aplanada de su pico; el pichete, que es una rápida lagartija; guatusa es otro nombre para el coatí y guazalo abarca dos tipos de marsupiales. 

En los ecosistemas acuáticos encontramos el ajolote, un anfibio; el acocil, un camarón de agua dulce;  la acamaya, que es crustáceo muy parecido al langostino que vive en los ríos; amoyote significa literalmente “mosquito de agua” y guachinango es un pez comestible, al igual que aguaucle, que son los huevos de un insecto acuático. 

Finalmente, el breve listado que presentamos (y que les invitamos a aumentar en los comentarios) es apenas un ápice del conocimiento que poseen los nahuatlatos o naguatlatos, que son los hablantes de la lengua náhuatl o los expertos en ella.

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.