Gentío y romería

Un montón de colectivos nos presentó una lista de esas palabras que, en singular, expresan una agrupación de objetos, animales o personas semejantes. En el caso de los seres humanos, tenemos una infinidad de colectivos, como gente y gentío, para expresar una pluralidad de personas, aunque es válido el vocablo gente para señalar a un solo individuo.

Otros ejemplos son alumnado o estudiantado, profesorado, magisterio, muchachada, familia, clan, público, afición, concurrencia, comunidad, pandilla, clientela, coro, orquesta, vecindario, bancada (legisladores de un mismo partido), reparto (personajes de una obra y actores que los encarnan), horda (salvajes nómadas o gente belicosa sin orden ni disciplina) y romería (gran número de gentes que afluye a un sitio).

Un ejército es la suma de las fuerzas aéreas o terrestres de una nación y también una colectividad numerosa organizada para la realización de un fin, la caballería es un conjunto de caballeros o de soldados montados a caballo y la tropa agrupa a cabos y soldados, aunque este término también se usa para una muchedumbre reunida con un objetivo determinado, o en forma despectiva para dirigirse a gente despreciable.

Nuestro idioma también nos dota de colectivos muy precisos, como archipiélago (conjunto de islas), constelación (de estrellas), dentadura, caserío, sillerío, vajilla, cubertería (cucharas, tenedores y cuchillos), cristalería (los objetos de cristal en una vajilla), ramo (manojo de flores), vestuario (conjunto de trajes necesarios para una representación escénica) y equipaje, que son todas las cosas que se llevan en los viajes.

Otros colectivos se refieren a la agrupación de objetos y/o también al lugar donde se encuentran, como archivo (documentos), biblioteca (libros), discoteca (discos), filmoteca (filmes), fonoteca (cintas magnetofónicas o discos) y galería (de arte). Pinacoteca ni hemeroteca se refieren solamente a los sitios donde se exponen pinturas y se guardan periódicos.

Les recomendamos también…

Parvadas y cardúmenes

Alamedas, robledos y cañales

Cafetales y tomillares

Pincarrascales

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *