El yerbatero llegó

Con motivo del Mes de la Herencia Hispana en Estados Unidos, que inició el 15 de septiembre, la empresa fabricante de la célebre muñeca barbie anunció una edición dedicada a la cantante cubana Celia Cruz, figura destacada dentro de la música latina, así que hoy “se oye el rumor de un pregonar / que dice así / ‘el yerberito llegó, llegó”.

El rico imaginario de nuestra cultura se expresa en rituales y tradiciones que involucran el uso de distintas hierbas o yerbas a las cuales se les otorgan poderes que trascienden lo medicinal y cobran dimensiones F, como en la canción interpretada por la guarachera de América que asegura: “Y con esa yerba se casa usted”. 

Si partimos del título de la canción, el yerbero puede ser también un yerbatero, hierbero o hierbatero según el país donde se use el término. 

Asimismo, la hierba santa o acuyo sirve como tónica, estomacal y antiespasmódica, huele a limón, muy diferente al fuerte olor del pizate, paico, pasote, pazote o epazote, este forma parte esencial de la gastronomía mexicana. En Venezuela su uso se aleja bastante del ámbito culinario porque se emplea principalmente como vermífugo. 

La albaca o albahaca, que rima en la canción con la gente flaca, tiene otros nombres como alhábega o alfábega, en estos últimos se reconoce la influencia del árabe en el español. Por su parte, el vetiver ocupa un lugar importante en el mundo de la perfumería por sus propiedades aromáticas. 

Además de las nombradas en la canción, del Diccionario de la Lengua Española brotan yuyos de otras hierbas como la guasca o huasca que sirve para aromatizar el ajiaco colombiano; en Chile, el culle es la base de una bebida refrescante. En México y Honduras quelite o quilete designa a un grupo de yerbas comestibles o medicinales como la verdolaga o el quintonil.

Otras hierbas tienen nombres más románticos como milamores o corazoncillo. También están las que se destinan al consumo del ganado como forraje: faragua, gramalote, zacate o sacate y zacatón entre otras. 

Cierro por ahora este paseo por el mundo de la música. Me alejo de este terreno yerboso e invito a nuestros lectores, amantes del mate de la yerbadulce y de la yerbabuena, a que amplíen esta lista con nuevas palabras. 

FOTO: MATTEL 2021

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *