Memorables

El contacto reciente en Panamá con grandes jugadores de Scrabble en español nos dio la oportunidad de preguntarles por aquellas palabras memorables con las que quizá ganaron un campeonato en alguno de sus respectivos países. O tal vez aquellas por las que perdieron una partida importante. O simplemente esas palabras que les gustan por alguna razón aunque no hayan tenido la oportunidad de poner sobre el tablero.

La generosidad de nuestros colegas nos permitirá enriquecer este contenido y además conocerlos. Iniciamos esta serie con Merry Wheaton, estadounidense que cree haber sido mexicana en otra vida y que no solamente domina el español en un nivel de excelencia (estudió Literatura Hispanoamericana y se dedica a la traducción) sino que es admiradora y promotora de la cultura latina. Por eso no nos sorprendió que escogiera ñandutí, una palabra que ya habíamos presentado en este espacio y que describe el encaje fino, originario del Paraguay, que imita el tejido de una telaraña. Merry incluso nos mostró una pequeña pieza de esta artesanía fina. ¡Gracias, Merry!

Author: Palabras en Juego

Adelaida Romero, Itser González, Marcos Araque y Norma Garza juegan con las palabras en el Scrabble y también en este espacio que destaca la belleza, riqueza y curiosidades del español.

4 thoughts on “Memorables

  1. Buena esa TUETANO Héctor y Merry, como venezolano Héctor, sabrás bien que aquí se usa mucho, sobre todo porque es la materia prima para la elaboración del rico dulce llamado ALIADO (en Colombia le llaman: gelatina de pata), también conocido como ruscano o templones -aunque el diccionario no recoja ninguna de estas acepciones para definirle-. Este, es un dulce autóctono de los andes y llanos venezolanos, se elabora de modo artesanal y tarda bastante tiempo para hacerse: de las patas de los bovinos, se extrae el cartílago o parte gelatinosa (colágeno), se lavan bien lavadas, se hierven durante varias horas para extraer esa gelatina, se cuela, se deja reposar y luego se hierve nuevamente por dos horas, esta vez con papelón, azúcar y esencia de vainilla. Se deja reposar y se coloca en un mesón, se amasa para darle una consistencia adecuada y se corta en tiras, se le espolvorea harina de trigo y listo.
    Hay que destacar que existen personas cuyo organismo, produce poco colágeno (tejido que sirve para flexibilizar las articulaciones) y este dulce, es un coadyuvante para tales fines, amén de que es verdaderamente muy sabroso.

  2. Qué emoción iniciar esta ingeniosa serie por mi querida amiga Norma Garza. Les comento que este precioso ñandutí fue regalo de Luli Cordero, paraguaya que tuve el gusto de conocer en el mundial en Panamá. Si pudiera, les enviaría una foto de la artesanía ya instalada en mi casa donde me recuerda lo mucho que el saber español me ha enriquecido la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *