La bofetada

En los culebrones es muy común ver violencia desbordada y desproporcionada hacia los personajes más débiles, quienes suelen recibir todo tipo de maltrato, tanto psicológico como físico, y de este tipo el más común es la bofetada que la villana propina a todo aquel que se interpone en su camino, en especial a la bella e inocente protagonista de la telenovela.

Este golpe que se da en el carrillo con la mano abierta tiene distintos nombres en todos los países hispanohablantes, entonces un mismo hecho tendría distintas descripciones cuando alguien le cuente a otra persona lo que pasó en la telenovela la noche anterior, cuando a la villana le dio por abofetear, cachetear o acachetear a la dulce y candorosa protagonista de la historia.

En muchos países simplemente se dirá que le dio una bofetada o un bofetón, que es una bofetada con mucha fuerza, pero si es más fuerte que un bofetón se trata de un voleo, pero en general se puede hablar de que le metieron una cachetada, cacha, cachete, cate, catite, lapo, mandoble, morrada, tabanazo, torta, tortazo y hasta le dieron una leche. Entre las palabras poco usadas encontramos manguzada y carrillada. También existen las formas coloquiales galleta, castaña, chufa y chuleta.

Esa cachetada o bofetada recibe el nombre de bife en Argentina, Uruguay y Paraguay, mientras que en Chile se le llama coloquialmente cachuchazo o charchazo, lo que en Cuba es un garnatón. En El Salvador, Honduras, Nicaragua y Puerto Rico estaríamos hablando de una gaznatada, que suena como un gaznatazo, término usado en algunas regiones de España, pero específicamente en Cuenca y Guadalajara se habla de taire, que es un bofetón o cachete. Por cierto, se debe evitar el uso de hostia para referirse a una bofetada, ya que se considera malsonante.

Esa cachetada puede terminar en lo que en México llaman cachetiza (serie de cachetada) o en una riña a cachetes, que se conoce como cachetina, pero si se da un castigo a alguien con bofetadas, estaríamos hablando de una galopeada.

¿Alguna vez le han dado o usted ha dado una cachetada? Espero que no, y no queremos que nos lo cuente. Mejor deje un comentario positivo, pues lo contrario sería como recibir una bofetada.

Author: Mikel Anzola

Pesquisidor de datos curiosos, polígloto apasionado de los idiomas, en especial del español, y en los tiempos libres productor de radio y televisión.

1 thought on “La bofetada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *