Carisias, venéfico e interiorano

Virginia García Ureña, jugadora de México, nos comparte carisias, venéfico e interiorano y nos cuenta que han quedado en su memoria porque parecieran ser palabras mal escritas, en el caso de las primeras dos, y porque la tercera suena diferente para quienes somos mexicanos.

El Diccionario describe carisias como el nombre de las fiestas griegas en honor de las Gracias. Indagando un poco más encontramos que se refieren a celebraciones nocturnas con danzas y pan de piel para honrar a las doncellas de Afrodita: Aglaya (encarnación de la belleza), Eufrósine (del júbilo) y Talía (de la abundancia), representadas en el arte como tres jóvenes desnudas de pie.

ESCULTURA EN MÁRMOL DE LAS TRES GRACIAS. TOMADA DE: www.metmuseum.org

Aunque son voces en desuso, venéfico (y venéfica) es un sinónimo de venenoso y también de hechicero. También están incluidas las palabras en desuso veneficio y veneficiar.

En Ecuador y Panamá, interiorano e interiorana son una especie de gentilicios: en Ecuador se refiere a alguien natural del interior del país, en la región interandina, y en Panamá es una persona del interior del país, no capitalino. En México, sería el equivalente de provinciano (término que cada vez se usa menos y además puede tener un sentido despectivo).

¡Gracias, Vicky!

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *