Zambullo y azarar

Lucía Laría, jugadora argentina, nos comparte zambullo, que tiene una entrada
directa por ser un bacín grande o un olivo silvestre, así como una conjugación del
verbo zambullir, meter debajo del agua con ímpetu o de golpe.

“Hay muchas anécdotas (sobre palabras memorables): una de ellas es que en una
partida tomo las siete letras y me vienen Z M LL O U B y A. Ya a punto de cambiar,
voy armando la palabra y me quedó zambullo. Pude colocarla tocando dos veces
duplica-palabra, o sea, multiplicando por cuatro, y logré 162 puntos”, cuenta
Lucía.

“La otra fue teniendo la partida casi ganada porque le llevaba 50 puntos a mi
contrincante; voy cerrando todo para evitar que mi compañera pudiera colocar un
Scrabble que tenía en su atril de pronto pongo la palabra azar, no sabiendo que existe el verbo azarar. Se enganchó con azare, puso su Scrabble y me ganó la partida. Así es como se aprende más, sufriendo”, agrega.

¡Gracias por tus anécdotas, Lucía!”.

Foto tomada en el Torneo de Bahía Blanca (mayo 2022), por Isabel Rodrigo.

Author: Adelaida Romero

Publicista y diseñadora gráfica, amante de la fotografía, rodeada de amigos que van formando su camino, con un juego de letras que se ha convertido en su pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.