Veliz o velís

Un centenar de jugadores de Scrabble en 14 países prepara maletas para su trayecto a Panamá y les queremos desear buen viaje con esta lista de las palabras terminadas en i y zeta, como veliz (o velís), término ya menos usado hoy pero que es una maleta de mano en México.

Sobrepelliz es la vestidura blanca de lienzo fino, con mangas perdidas o muy anchas, que llevan sobre la sotana los eclesiásticos, claro, no pudiese ser de otra tela, como el terliz,  que es una tela fuerte de lino o algodón, por lo común de rayas o cuadros, y tejida con tres lizos, y nada tiene que ver con ese término, el telliz, porque ésta es la caparazón (cubierta de las caballerías).

El chafariz es una fuente con caños y el jaraíz es otro modo de llamar al lagar, sitio donde se prensa la aceituna para sacar el aceite, o donde se machaca la manzana para obtener la sidra; el regaliz, en cambio, es una pasta hecha con el jugo del rizoma de esta planta, que se toma como golosina en pastillas o barritas. El rondiz o rondís es una mesa o plano principal de una piedra preciosa.

El tamariz o taray es un arbusto de la familia de las tamaricáceas; tenemos al tondiz o tundizno, la borra que queda al tundir -cortar o igualar con tijera el pelo de los paños-; y al almofariz o almirez, mortero de metal, pequeño y portátil, que sirve para machacar o moler en él.

Normalmente escuchamos várices, en plural y nunca o casi nunca, en singular, a la dilatación permanente de una vena, causada por la acumulación de sangre en su cavidad, pero si es una sola, se tratará de una variz.

Cerramos esta lista con la cerviz, la parte dorsal del cuello, que en el ser humano y en la mayoría de los mamíferos consta de siete vértebras, de varios músculos y de la piel. No confundir con el o la cérvix, que es el cuello uterino.

Artículos relacionados: La codorniz y la perdiz, La fuerza de la atractriz, La fuerza de la atractriz-2, El tajalapiz.

Author: Itser González

Orgullosamente venezolano. Ingeniero de profesión, sociólogo de corazón y juglar en construcción. Apasionado de la conducta humana y ciego amante de las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *