Terremoto

El 19 de septiembre es un día triste para México al conmemorarse los aniversarios de dos grandes terremotos, ocurridos en 1985 y 2017, y con ello la muerte de miles de personas. No ahondaremos en estas tragedias sino en las palabras relacionadas con esta sacudidas violentas de la corteza y manto terrestres, ocasionadas por fuerzas que actúan en el interior de la Tierra. Los  sinónimos son sismo, temblor y seísmo. El tremor es el comienzo de un temblor.

En otro sentido, también se le llama terremoto a una conmoción ocasionada por un suceso grave o inesperado o a una persona inquieta o que se mueve mucho.

El hipocentro es el término en Geología para definir el punto del interior de la corteza terrestre donde tiene origen un terremoto. El epicentro, a su vez, es el centro superficial del área de perturbación de un fenómeno sísmico, que cae sobre el hipocentro.

El telurismo es la influencia del suelo de una comarca sobre sus habitantes, es decir, la teoría de que las condiciones terrenales condicionan la conducta de las personas. Lo telúrico es lo perteneciente a la Tierra como planeta, un sinónimo de subterráneo y lo relativo al telurismo. De ahí que a los terremotos se les llame también movimientos telúricos.

Cerramos esta pequeña lista con un dato curioso: los temblores se miden por la escala de Richter (llamada así por el sismólogo estadounidense Charles Francis Richter), que cuantifica la energía que libera un terremoto pero, al pasar de 6.9 grados, ya no se trata de esa escala sino de otra llamada escala de magnitud local, por lo que es incorrecto hablar de 7 grados o más en la escala de Richter.

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *