Tejidos franceses

Como lo prometimos en Geografías textiles, hoy viajamos a Francia y nos disponemos a recorrerla a partir del nombre de sus tejidos. La primera parada será en Angoulême, ciudad ubicada en el sudeste del país galo: de allí proviene la angulema, un lienzo caracterizado por ser de cáñamo o estopa, mientras que el donfrón (de Domfront) es un lienzo de lino crudo, como el anjeo, cuyo origen se remonta siglos atrás a Angeu, nombre provenzal del ducado de Anjou.  

La angulema y el donfrón se diferencian de la cotanza (de Coutances), el cambray y la bretaña porque son lienzos finos, al igual que el true que es delgado y blanco. Su nombre proviene de Troyes, ciudad ubicada en la región de Champagne, donde hace mucho tiempo hubo un gran desarrollo de la industria textil.  

Cerrando el recorrido, nos detenemos brevemente en Quintín donde se elaboraba una tela de hilo muy fina del mismo nombre (quintín), antes de seguir a Ruan (ruan) para comprar varios metros de esta tela de algodón estampada en colores, con ella pueden diseñarse hermosos vestidos para lucir durante la primavera francesa. 

Por el momento, solo les decimos: ¡Au revoir

Palabras en Juego les recomienda releer…

Geografías textiles

Tramas y urdimbres

De hilados y telas

Vestido, sastra y ¡fuerarropa!

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *