Ranero, termitero, leonera…

El reino animal ha originado una buena cantidad de palabras para describir los albergues, criaderos e incluso áreas de cautiverio de diversas especies de animales, más allá de los conocidos gallineros, perreras, ratoneras, hormigueros o avisperos.

Tenemos, por ejemplo, el ranero o terreno húmedo en que se crían muchas ranas. En Argentina, se llama pingüinera al lugar de la costa donde los pingüinos se reúnen en épocas de hacer los nidos y de cría. El termitero o comejenera es el nido de las termitas. La leonera es el lugar en que se tienen encerrados los leones.

También fáciles de relacionar con el nombre de la especie en referencia, tenemos alacranero, cangrejera, cucarachero, gusanera, abejera o colmenar, buitrera, palomera o palomar, huronera, tejonera y lagartera.

Una raposera es una cueva de raposos o zorros; en el venadero, los venados tienen su lugar de querencia o acogida; la osera es la cueva donde se recogen los osos para abrigarse; la conejera o gazapera es la madriguera que hacen los conejos para guarecerse y criar a sus hijos.

El sitio en que se encaman y habitan los jabalíes en el monte se llama porquera. Una vizcachera es la madriguera de la vizcacha, un roedor de grandes llanuras que vive en el Perú, Bolivia, Chile y Argentina.

Una halconera es el lugar donde se guardan y tienen los halcones. En Cuba, un aurero es el lugar donde se reúnen muchas auras o zopilotes. Una canariera es una jaula grande o sitio para la cría de canarios.

El lugar donde se crían y conservan vivas las ostras así como el lugar en que se crían las perlas se llama ostrero. Una cetaria es un vivero, situado en comunicación con el mar, de langostas y otros crustáceos destinados al consumo. A su vez, un cetario es un paraje de la ballena y otros vivíparos marinos para parir y criar sus hijuelos.

Un vivero no es solamente el terreno donde se trasplantan árboles y plantas para luego llevarlos a su lugar definitivo sino también el lugar donde se crían dentro del agua peces, moluscos y otros animales. Una galapaguera es un estanque pequeño en que se conservan vivos los galápagos.

Vayamos a la granja: un chivetero es el corral o aprisco donde se encierran los chivos; en el pollero se crían pollos y en la gallera, los gallos de pelea; el potrero es el sitio destinado a la cría y pasto de ganado caballar; gorrinera, pocilga y cochiquera son nombres para el establo donde se crían cerdos y en Venezuela le llaman cochinera.

Llamamos novillero a quien lidia novillos pero también se llama así al cobertizo donde se separan y encierran los novillos (toros jóvenes que no han sido domados). Una boyera es el corral o establo donde se recogen los bueyes. En México, un machero es el corral para machos o mulos.

Como vemos, la riqueza de nuestro idioma permite contar con todos estos nombres más allá de cuevas, madrigueras, criaderos o jaulas. El listado está abierto a otras aportaciones de nuestros lectores.

A propósito del fascinante reino animal, Palabras en Juego les recomienda…

Parvadas y cardúmenes

Etiquetas animales (1), (2), (3) y (4)

Y si de equinos se trata

Y si de equinos se trata (2)

De perros a perros

Pangolín

Café de Algalia

Perezoso

Zopilote


FUENTE: Una buena parte de esta lista (sin definiciones) fue tomada de “La derivación nominal en español: nombres de agente, instrumento, lugar y acción”, de Luis Alexis Amador Rodríguez (2008).

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *