Nos liamos a puños

Hace unos días me topé con la palabra zuácate que es un chilenismo, al igual que chope, para referirse al golpe dado con el puño de la mano, es decir, un puñetazo. Al consultar otros sinónimos pude notar que son muchísimos los que designan esta acción, así que hoy nos liaremos a mamporros, cuescos, castañazos, trompadas, puñetes, puñadas y ganchos. Este último es utilizado por los boxeadores porque se da con el brazo plegado, con este golpe se aspira sorprender y noquear al oponente. 

Además de los mencionados, existen nombres particulares en otros países como combazo, usado por bolivianos, chilenos y peruanos. Si el puñetazo lo recibe en Nicaragua es un toletazo, pero si es en tierras ticas se considera un meco.

En México y Venezuela pueden existir muchas razones para que a alguien le den un carajazo o un ñoqui, como se dice en Argentina y Uruguay. En este último país también se usa voleo.

Ya quedé exhausta de tantos puñetazos y tal vez en otra oportunidad hablemos de golpes dados con objetos. 

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.