¿Nombres propios en el diccionario? (2)

En su libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”, Dale Carnegie sugiere conocer y memorizar los nombres de quienes nos rodean para tener éxito en las relaciones sociales. “Para toda persona, su nombre es el sonido más dulce e importante en cualquier idioma”, establece el autor.

Ya mencionamos algunos casos de nombres propios que son homónimos de palabras en el Diccionario de la Lengua Española. Sigamos con estas curiosidades: un adán es un hombre desaliñado; quien siempre se lamenta es un jeremías; un lázaro es un pobre andrajoso; salomón se le llama a alguien muy sabio; juan es un soldado en México, y mateo es la forma coloquial en Chile de llamar a una persona que estudia mucho, así como una ramona en El Salvador y Honduras es una mujer dominante y madona.

Un ramiro es un carnero; un jorge es un escarabajo; se identifica como isabelo o isabela a un caballo o yegua color perla; la melva y el lucio son tipos de pez y el martín es un ave. El bruno es una ciruela negra (y también adjetivo para un color negro o muy oscuro) y la claudia, una ciruela verde y dulce; la clementina es una variedad de naranja; y la petra es una planta chilena. La melisa es también una planta al igual que la verónica que, además, es un lance en la tauromaquia.

La carolina es un árbol en Cuba y también el gentilicio para las Islas Carolinas, situadas en el Pacífico. Los grasianos son los originarios de Gracias a Dios, una ciudad hondureña; josefina y josefino son gentilicios para las ciudades de San José en Costa Rica y Uruguay; y a los naturales de Grecia se les llama helena y heleno.

La pamela es un sombrero de paja para las mujeres; la rebeca es una chaqueta femenina sin cuello y con un primer botón a la altura de la garganta (viene del filme “Rebeca”, de Hitchcock, cuya actriz principal usaba prendas de este tipo también conocido como cárdigan); una lolita (en alusión al personaje de la novela de Nabokov) es una adolescente atractiva y seductora. A los adolescentes en Chile les dicen lolo y lola.

La adelita, un mexicanismo, es cada una de las mujeres que acompañaban en campaña a los revolucionarios. Y un perro o una perra lulú es una especie de perro de compañía. En Asturias, se les dice nacho y nacha a las personas chatas o con nariz poco prominente (en México, los nachos son un platillo hecho con totopos de maíz pero esta acepción no está reconocida en el DLE).

Se les llama isidro e isidra a los aldeanos que acuden a las fiestas de San Isidro, en Madrid. En esta capital española, una manuela es un coche de alquiler abierto y tirado por un caballo, mientras que un simón es un coche de plaza.

Una carola es una danza antigua acompañada de canto; leticia se le llama también a la alegría; la celia es una bebida antigua hecha de trigo; la carla es una tela hindú; carlota se le llama a una torta; el ramón es un ramo grande que usan los pastores para apacentar el ganado; un santiago es un lienzo que se fabricaba en Santiago de Compostela y una diana es un toque militar y también el punto central de un blanco de tiro.

Quienes se llaman Carlo, Carlos y René también encontrarán sus nombres como palabras válidas para el Scrabble aunque con diferencia en la acentuación: el carló es un tipo de vino tinto (plural: carlós) y rene, término en desuso pero aceptado en el juego sin pluralizar, se refiere al riñón.

Hay un sinfín de nombres fáciles de identificar como vocablos de nuestro idioma, como el mío: una norma es también una regla a la que se deben ajustar conductas, tareas o actividades. ¿Cuáles otros nombres recuerdan ustedes?

PIE DE FOTO: LA ACTRIZ JOAN FONTAINE USANDO UN CÁRDIGAN EN “REBECA” (1940), DE ALFRED HITCHCOCK. ESE TIPO DE PRENDA FUE LLAMADA REBECA POR LA PELÍCULA.

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *