Ñinga

Cuando alguien te pide un «poco» y se lo das, seguro será una ñinga. Y si esa persona se enoja no es tu culpa, pues fue ella misma quien ha pedido esa porción.

Y es que en Cuba y Venezuela siempre decimos ñinga a esa pequeña cantidad de algo.

Si me estoy comiendo un chocolate, no me vengas a pedir, pues sólo te daré una ñinga.

No te quejes si llegas tarde cuando repartimos la torta, y te toca una ñinga.

Para los que gustan ver programas de cocina, por si alguna vez hacen la receta, cuando nos dicen: «Ponga una pizca de sal», entonces le pondremos una ñinga.

Y hablando de esa pizca, ella puede ser verbo, así que pendientes al pizcar.


ñinga (voz coloquial en Cuba y Venezuela): Pizca.

pizca (de pizco): Porción mínima o muy pequeña de algo. “Ni pizca” es lo mismo que nada, se usa como negación.

pizcar: Tomar una porción mínima de algo.

Author: Adelaida Romero

Publicista y diseñadora gráfica, amante de la fotografía, rodeada de amigos que van formando su camino, con un juego de letras que se ha convertido en su pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *