Más francesismos

Continuemos hoy con los francesismos. ¿Qué les parece empezar con dulzuras como crep o crepa, cruasán, mousse, baguette? Podrá sonar a cliché, pero los postres y panes franceses son reconocidos mundialmente, tanto como lo es el champán o champaña.

El buqué es el aroma de los vinos de buena calidad y también un pequeño ramo de flores. Un popurrí es una mezcolanza de cosas diversas o de fragmentos de música. Del francés coquette, de coq, que es gallo, tenemos coqueto y coqueta, alguien que se esmera en su arreglo personal y hace lo posible por lucir atractivo.

Un chalet o chalé es un tipo de vivienda que visualizamos como una hermosa cabaña con techo de dos aguas. El capó es la cubierta del motor del automóvil, lo que en México conocemos como cofre, otra palabra tomada del francés para llamar a un baúl. El bricolaje es la actividad manual y casera de reparación, instalación, montaje o de cualquier otro tipo que se realiza sin ayuda profesional. 

Disfrutamos de las matinés o funciones matutinas de cine -y algunas de ellas marcan el debut de actores y directores- u otros espectáculos y llamamos a los carteles afiches. Cuando nos vamos de tour o gira, se antoja traer algún recuerdo o souvenir.

Del país galo adoptamos también carné o carnet para llamar a la cédula de identidad y gafete que, aunque definido como “broche metálico de macho y hembra”, muchos lo conocemos como el identificador que nos colgamos al cuello o prendemos en la ropa al asistir al trabajo o en eventos.

Y conocemos los significados de boicot, complot y sabotaje, tres palabras más del idioma de Molière. Y hay muchos más términos tomados del que es uno de los seis idiomas de la Organización de las Naciones Unidas, así que continuaremos. 

Palabras en Juego les invita a releer…

Francesismos 

Nos afrancesamos

Tejidos franceses

Calendario francés

El amor y los extranjerismos

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *