Los oficios de ayer y hoy

Hoy en día se suele hablar de Youtubers, Influencers y Gamers como nuevos oficios que con un poco de creatividad, además de un toque de suerte, podrían ser muy rentables. Sin embargo, estos oficios no están aún de manera oficial en nuestro idioma español, como sí lo están otros que quizá son pocos conocidos, pero son muy específicos y, aunque no lo sepamos, nos hacen la vida más fácil.

Un oficio muy específico es el del callista, que es la persona que se dedica a cortar o extirpar y curar callos, uñeros y otras dolencias de los pies, algo que también hace el pedicurista o pedicuro. De las manos se encarga el manicurista o manicuro.

En el mundo de las finanzas está el cambista, que es como también se le puede llamar a un banquero, quien podría tener vínculos con operaciones bursátiles, lo que le convierte también en bolsista, aunque quizá no quiera presentarse con ese nombre en México y Honduras, porque en estos países un bolsista es un carterista, el ladrón de carteras de bolsillo.

Presentarse como charlatán podría parecer extraño, porque la mayoría de sus acepciones son negativas, pero un charlatán es la persona que se dedica a la venta ambulante y anuncia a voces su mercancía, así como también lo hace a toda voz un billetero, la persona que se dedica a vender loterías.

Lo que hace un matutero es ilegal, ya que se dedica a matutear, que es la introducción de géneros en una población sin pagar el impuesto de consumos, o simplemente introducir matute.

Un oficio muy específico es el trabajo del ojalador, persona que tiene por oficio hacer ojales, así como también es específico el oficio del batero: hacer batas. Si de vestimenta se trata, no podemos olvidar al correero, la persona que tiene por oficio hacer o vender correas. Para completar el atuendo se requerirá de un gorrero, la persona que tiene por oficio hacer o vender gorras y gorros. En cualquier caso, lo que no debe faltar es un remendón, que es un sastre o zapatero que tiene por oficio remendar.

Si lo que usted quiere es hacer reparaciones en su vivienda, quizá requiera los servicios de un solador, que es la persona que se dedica a solar (revestir el suelo de un lugar con losas u otro material). También podría

requerir los servicios de un techador, la persona que se dedica a techar, y no puede dejar de llamar al cañero, que es el hombre que tiene por oficio cuidar cañerías. Ya cuando se tenga listo el piso, techo y bien cuidada la cañería, podrá sentarse a descansar, para lo que deberá llamar a un sillero, persona que se dedica a hacer sillas o venderlas.

Para terminar, tenemos el oficio del sexador, y que quede claro que un sexador no es un trabajador sexual. El sexador es la persona que se dedica a determinar o precisar el sexo de un animal. Un sexador famoso es el artista catalán Joan Manuel Serrat, quien cuenta en su biografía que fue sexador de pollos, y sexaba 600 cada hora.

FOTO: EL FAMOSO CANTAUTOR ESPAÑOL JOAN MANUEL SERRAT HA CONTADO QUE TRABAJÓ COMO SEXADOR DE POLLOS EN 1960, A LOS 16 AÑOS DE EDAD, MIENTRAS ESTUDIABA INGENIERÍA TÉCNICA AGRÍCOLA.

Author: Mikel Anzola

Pesquisidor de datos curiosos, polígloto apasionado de los idiomas, en especial del español, y en los tiempos libres productor de radio y televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *