Giros y gracejos del español

A veces creemos que hablamos un solo idioma, puro y sin mezcla de voces ni giros extraños, en nuestro caso el español más castizo, y aunque no lo sepamos, estamos usando a diario palabras que son prestadas de otros idiomas. Para demostrarlo, me di a la tarea de destacar cada palabra que no es genuina de nuestro español, aunque forme parte del
habla cotidiana.

Aquí comienza el ejercicio, y a partir de este párrafo me dedicaré a colocar entre paréntesis los giros del lenguaje, aunque no soy muy fan (inglés) de esas aclaratorias. No lo hice solo, formé un comité (francés) con unos amigos. Una comisión ad hoc y ad honorem (latín y latín) para tratar el tema.

Cuando llevaba muy poco rato escribiendo, ya lo veía impracticable e ilegible, por lo que decidí servirme una birra (italiano). Aunque en realidad me quería servir un whisky (inglés), o mejor dicho, un güisqui.

Para acompañar la bebida, le pedí a un amigo chef (francés), que no es francés, sólo es francés el nombre de su oficio de chef (francés)… bueno, ustedes me entienden… El caso es que pedí que me preparara un canapé (francés) como esos de los que preparan cuando uno viaja en business (inglés), porque sabía que esto iba a ser largo, porque no son cosas de kínder (inglés) esto de estar aclarando los orígenes. Por ello pedí que nos sirvieran una bandeja (portugués) grande, y adicionalmente pedí un sándwich (inglés) para mí.

También me aseguré de contar con una buena conexión a internet (inglés) a través de wifi (inglés), porque tendría que buscar en uno que otro blog (inglés), por no decir en toda la web (inglés).

Aunque a medida que escribo, siento que pierde glamour (francés) cada párrafo, porque con cada etiqueta (francés) para identificar la procedencia me parece que esto se convierte cada vez más en un impasse (francés) del que sé que podría salir eliminando todas esas identificaciones, porque sucede algo tan simple como que todos los giros del lenguaje que he utilizado en este texto son palabras que ya forman parte de nuestra lengua española.

Definitivamente, esto lo dejo hasta aquí, mejor me pongo un atuendo sport (inglés) y me voy a hacer footing (francés e inglés), mientras escucho un poco de rock and roll (inglés) en mi walkman (inglés), y disculpen lo demodé (francés), pero me gusta escuchar la música en casete (francés).

Por último, si le gustó lo que leyó, bien. Si no le gustó, igual le regalo un caramelo (portugués) para endulzar el día y para no caer en guerras (germánico) si se tiene que definir de dónde proviene nuestra habla cotidiana o pensar hacia dónde va.

Author: Mikel Anzola

Pesquisidor de datos curiosos, polígloto apasionado de los idiomas, en especial del español, y en los tiempos libres productor de radio y televisión.

2 thoughts on “Giros y gracejos del español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *