En las nubes

Nefelibata es el adjetivo para una persona soñadora, fuera de la realidad, y la palabra significa andar en las nubes.  Hoy hablaremos de las nubes, descritas en el Diccionario como agregados visibles de minúsculas gotitas de agua, de cristales de hielo o de ambos, suspendidos en la atmósfera y producidos por la condensación de vapor de agua.

¿Quién puede sustraerse del encanto que provoca el ver las nubes en nuestro día a día? Ese paisaje cambiante, lleno de formas, no solo nos invita a soñar sino que nos entrega avisos del clima. La Organización Meteorológica Mundial, afiliada a las Naciones Unidas, identifica una decena de tipos de nubes, aunque aquí anotaremos solamente los vocablos incorporados oficialmente al español.

Así, tenemos cirros (nube blanca y ligera en forma de barbas de pluma), estratos (nube en forma de faja en el horizonte), cúmulos (nube con apariencia de montaña nevada con bordes brillantes), nimbos (nube grande, baja y grisácea, portadora de lluvia, nieve o granizo) y las combinaciones altostratos, altocúmulos, estratocúmulos y cumulonimbos.

Veamos las palabras más comunes que se relacionan con las nubes: anubado y nubado, nublo y nubla, nubarrón, nubazón y nublazón nos anuncian lluvia. El adjetivo nuboso es para un cielo cubierto de nubes o algo desgraciado o amenazador.

La nubosidad es el estado o condición de nuboso. Algo nebuloso significa que abunda en nieblas (nubes muy bajas) o que está oscurecido por las nubes y se refiere también a algo sombrío, falto de claridad o difícil de comprender. De niebla se desprenden neblina, neblinoso y neblinero, que en Chile y Cuba es un dispositivo luminoso apto para combatir la falta de visibilidad que produce la neblina.

También tenemos rumazón y arrumazón, el conjunto de nubes en el horizonte, y cerrazón para describir la gran oscuridad que precede a una tempestad, cuando el cielo se encapota (y se despeja o desencapota después de la tormenta). 

En sentido poético, algo nubífero es que trae nubes y obnubilar es embelesar, aunque este verbo también se refiere a nublar o anublar la razón en el sentido de ofuscar o confundir, y hacer que la visión se vuelva turbia. Una tela anubarrada o nubarrada está coloreada en forma de nubes.

¿Ustedes también se dejan cautivar por las nubes? Aquí agregamos algunas fotografías de la autora y con gusto agregaremos las que nos envíen a 12palabrasenjuego@gmail.com. Agradecemos también sus comentarios.

Palabras en Juego les recomienda releer…

Una lluvia de palabras

Tras la tempestad

FOTO: Susana Harringhton. ”Rumbo al torneo nacional de Scrabble de Venezuela” (agosto 2022).
FOTO: Yezid Cabrera. Día soleado en Bogotá.
FOTO: Yezid Cabrera. Día soleado en Bogotá.

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

3 thoughts on “En las nubes

  1. ¡Gracias, Solange y Yezid! Es un honor contarlos entre nuestros lectores. Abrazos hasta Venezuela y Colombia.
    Agradecemos también a Guille Dianda, de Argentina, sus aportaciones a este material con las palabras desusadas con ñ:
    AÑUBLAR, ÑUBLAR (ambos no conjugan), ÑUBLOSO/A, ÑUBLO, ÑUBLADO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.