Elefante blanco

Etiquetas animales (4) incluyó el término elefante blanco para referirse a algo que es costoso de mantener y que no produce utilidad alguna. Es curiosa la historia que originó esa referencia y es curioso también que así se llama un juego de intercambio de regalos, muy usual en estas fechas navideñas en Estados Unidos y también en México.

Un elefante blanco es un modismo para una posesión valiosa pero pesada, de la cual su dueño no puede disponer, y su costo de mantenimiento está fuera de proporción a su utilidad o valor. México y varios países latinos usan esta frase para obras públicas gigantes que no tienen el uso esperado y resultan inservibles.

El término elefante blanco se deriva de la historia del rey de Siam (actualmente Tailandia) que regalaba un elefante blanco a los súbditos con los que estaba molesto, con el fin de arruinarlos con el costo de su mantenimiento, ya que el nuevo dueño debía brindarle un cuidado especial pues este tipo de paquidermos son objeto de veneración.

Con esa misma idea, el juego del elefante blanco es un intercambio de regalos originalmente de cosas de las que uno se quiere deshacer pero ha evolucionado para convertirse en regalos regulares con un tope en el costo que los mismos participantes fijan.

Esta actividad, que tiene como fin el entretenimiento de familia o amigos en las fiestas navideñas, consiste en que cada uno lleva un regalo, lo pone al centro y luego entra a un sorteo con números para determinar un orden. Cuando sea su turno, la persona tiene dos opciones: seleccionar un regalo sin abrir o “robarse” uno que ya haya abierto otro participante. Si es la segunda opción, la persona que se queda sin regalo puede tomar otro del centro o “robar” uno de alguien más. Así avanza el juego hasta que todos se quedan con un regalo que puede o no ser de su agrado. Las reglas y tipos de regalos pueden variar pero la idea es divertirse al recibir regalos inesperados o al “robar” regalos de otros.

Author: Norma Garza

Periodista mexicana. Admiradora de los genios, las mamás, los migrantes y los visionarios. Aficionada a las risas, las palabras amables, el cine y el karaoke.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *