El tajalápiz

Seguimos la lista de las palabras terminadas con la letras i y zeta, como lápiz y portalápiz. Un término de reciente data en la última edición del diccionario es tajalápiz, que es como en Colombia, México y en Asturias, conocen al sacapuntas.

De la riqueza de los términos marítimos, nos llega el alefriz, que es la ranura o canal que se abre a lo largo de la quilla, roda y codaste, para que en ella encajen los cantos horizontales de los tablones de traca y las cabezas de las hiladas de los demás. En Arquitectura se nos presenta también el alfiz, que es un recuadro del arco árabe, que envuelve las albanegas -que también es una especie de cofia o red para recoger el pelo, o para cubrir la cabeza- y arranca, bien desde las impostas, bien desde el suelo. Proís o proíz, también son términos marítimos, y es la piedra u otra cosa en tierra, en que se amarra la embarcación.

Les presentamos una medida de capacidad, el cafiz, lo mismo que llamarla cahíz, viene de la provincia de Madrid, y es equivalente a 690 kg; a ambas no debemos confundir con el hafiz, que es un guarda, veedor, conservador, ni con el hadiz, término utilizado en la religión islámica: dicho o hecho de Mahoma, de transmisión  tradicional.

Filadiz, seladiz, desfiladiz y esfiladiz es la seda que se saca del capullo roto y resulta menos estimada. La voz que se usa para llamar al gato es miz, y la entidad principal de un ente es la madriz o matriz.

*

Artículos relacionados: La codorniz y la perdiz, La fuerza de atractriz, La fuerza la atractriz-2

Author: Itser González

Orgullosamente venezolano. Ingeniero de profesión, sociólogo de corazón y juglar en construcción. Apasionado de la conducta humana y ciego amante de las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *