De saris y brahmines

Recientemente he tenido la oportunidad de ver películas y series ambientadas en la India y de recrearme con la variedad de tonalidades y matices de colores que exhiben sus habitantes en su vestimenta: destacan el dorado, el rojo, el naranja, el verde y todo un conjunto de estampados que se aprecian en el sari que visten las mujeres y que es el traje tradicional de ese país. 

La India es uno de los países más poblados del mundo y sus habitantes se comunican en muchas lenguas. Entre las que figuran en el Diccionario de la Lengua Española están urdu, bengalí, tamil, maratí, guyaratí, hindi y nepalí. Asimismo, el sánscrito, hablado antiguamente, quedó plasmado en el ámbito religioso y artístico. 

De estas tierras proviene el yoga, considerado un sistema filosófico, extendido a otros continentes; yóguico o yóguica designa todo lo referido a este.  

El culto a distintas deidades es amplio dentro de la cultura india, aunque específicamente en el hinduismo, trimurti da cuenta de una tríada conformada por los dioses Brahma, Siva y Visnú. Asimismo, el brahmán o brahmín es un miembro de la primera de las cuatro castas tradicionales de esta nación asiática. 

El sijismo es una religión monoteísta de más de cinco siglos en la cual hay una combinación de aspectos del hinduismo y el islamismo. El seguidor de esta se denomina sij, una palabra que quizás todos hemos jugado para obtener más de 50 puntos en una partida, al colocar la j en la casilla indicada. 

Por su parte, el jainismo tiene su origen antes de la era cristiana y su fin es la búsqueda de la liberación a través de la reencarnación. Uno de sus principios es el rechazo a la violencia cometida contra cualquier ser vivo. 

Mientras el mantra recoge el conjunto de sílabas, palabras o frases recitadas como una forma de invocación a la divinidad y también durante la meditación, el tantra agrupa la colección de textos sagrados donde se recogen doctrinas, prácticas y ritos esotéricos propias del budismo y el hinduismo.

A diferencia de los significados de avatar como una vicisitud o como representación de la identidad digital en el mundo de la tecnología, en la religión hindú esta palabra se refiere a la encarnación terrestre de alguna deidad, en especial Visnú. 

Cerramos este breve recorrido de la India en el DLE con prana, que tiene una etimología del sánscrito que significa “aliento de vida” y en el hinduismo designa la energía vital que impregna y conecta todo lo que hay en el universo. 

Palabras en Juego les invita a releer…

Geografías textiles

Múltiples gentilicios (2)

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *