¡Cuz! ¡mino! ¡arre! ¡huchohó!

Hemos hablado de las voces del reino animal -o los nombres que se les da a los sonidos que emiten-, pero hoy nos enfocaremos en esas palabras que nosotros decimos para que los animales nos entiendan. Estos sonidos entran dentro de la clase de palabras denominadas interjecciones, que también hemos abordado: esta vez nos referimos a cómo las utilizamos para relacionarnos con el mundo animal.

Empecemos con el mejor amigo del hombre, el perro, que para llamarlo podemos usar de forma repetidas las interjecciones cuz, to, tus, o simplemente la poco usada cito. Se puede usar cucha para ordenarle que se acueste, pero si lo que desea es espantarlo o ahuyentarlo, pruebe con za y zuzo.

Para comunicarnos con los gatos se pueden usar varias interjecciones. Por ejemplo, en Chile se usa cucho para llamarlos y suele usarse más en diminutivo. En general se puede usar mino, mío, miso, así como morro y morra para llamar al gato y la gata, respectivamente. En el caso de morro, proviene de la imitación del murmullo que forma cuando lo acarician. Antes se usaba miz para llamar el gato, pero está en desuso. Si en lugar de llamarlo, lo que quiere es espantarlo, simplemente diga: “Zape, gato”.

En México se usa apá para estimular al caballo, y en general se puede usar huesque para que las caballerías tuerzan a un lado, y los carreteros usan ría para guiar las caballerías hacia la izquierda. Para detenerlas se usa simplemente so y jo, y esta última interjección se usa en León para detener los bueyes o las vacas. En general, para estimular a las bestias tenemos arre y harre. Para animar e incitar a algunos animales, especialmente los toros, se usa la interjección jau. Los pastores usan de forma repetida rita y rite para mover el ganado menor.

Si vamos a una cochinera y deseamos llamar a un cerdo, debemos usar de manera repetida cochi o simplemente cuchí o chin. En Asturias se usa cuino.

También hay interjecciones para las aves, como hucho y huchohó, usadas por el cetrero para llamar al pájaro. Se usa de forma repetida pira y pita para llamar a las gallinas, y para espantar las aves domésticas se usan oxe y ox. En Chile se usa huichó para espantar a algunos animales.

Palabras en Juego les recomienda releer…

Los idiomas de los animales

Voces del reino animal

Cricrí

¡Ay, las interjecciones! (1) y (2)

Author: Mikel Anzola

Pesquisidor de datos curiosos, polígloto apasionado de los idiomas, en especial del español, y en los tiempos libres productor de radio y televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.