Cueros, pieles y pellejas

Desde épocas primitivas la piel de animales ha servido para resguardar el cuerpo humano; las excavaciones arqueológicas dan fe de ello. Hoy, desde una mirada más sustentable, se exhorta a buscar opciones alternas para sustituir esta práctica cruel y destructiva. No obstante, la industria dedicada a la fabricación de ropa y accesorios con piel sigue estando allí, es tan floreciente que algunas peleterías alquilan a sus clientes cámaras de conservación para que los abrigos, estolas y pellizas (prenda hecha o forrada de pieles finas) no se deterioren durante el verano.

En artículos anteriores hablamos de la ropa y tejidos, en esta entrega revisaremos en el Diccionario palabras asociadas al oficio desempeñado por un peletero, persona encargada de componer las pieles mediante un proceso llamado curtición, durante el cual emplea distintos productos como sal o alumbre. La curtiembre se realiza en las tenerías o curtidurías donde el cuero, llamado también pellejo o pelleja se puede estacar o estaquear, es decir se sujeta a varias estacas para mantenerlo estirado durante el secado. Asimismo, el Diccionario de la Lengua Española nos dice que el comerciante de pieles crudas se conoce como pielero y que la pellejería es el lugar donde el pellejero vende su mercancía. 

Algunas de las pieles más costosas provienen de los mustélidos, mamíferos carnívoros cuya principal característica es tener el cuerpo alargado y patas cortas, con glándulas anales olorosas. Son muy valorados por su pelaje, hasta el punto de que muchos están en peligro de extinción. Esta familia incluye martas, comadrejas, garduñas, tejones, armiños y hurones, estos últimos son muy hábiles para escabullirse y entrar en lugares difíciles. Por eso, hurón o hurona es la persona que escudriña la vida de los demás, de allí proviene el verbo huronear

Otros mamíferos como los corderos de raza caracul, originarios de Karukul, Uzbekistán, aportan a los fabricantes una piel de gran calidad por su suavidad, brillo y resistencia, al igual que el astracán que se extrae del cordero recién nacido procedente de Astracán, ciudad rusa del Caspio. 

Asimismo, la oveja se puede esquilmar, trasquilar o deslanar, posteriormente dicha lana se somete a un lavado antes de proceder a carmenar o escarmenar para que esté desenredada y limpia para seguir con el hilado y el teñido. 

Amigos, por el momento cortaremos el ovillo de lana. Los invitamos a comentar qué pieles de otros animales son utilizadas en la confección de prendas de vestir. 

Palabras en Juego te invita a leer:

Author: Susana Harringhton

Venezolana, profesora universitaria, amante de la literatura, orgullosa de sus raíces. Agradecida por los amigos que la vida y las letras le han regalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *