Alterque

Arantxa Delgado, jugadora española, nos comparte su anécdota sobre la colocación de una forma del verbo altercar: tener un altercado, disputa o discusión.

“Jugaba un torneo, era final de partida y el último atril que tenía era Q, U, E, T, R, E, y L. Mi contrincante, que también tenía 7 letras, valoró que con mis letras yo no podría hacer nada y eligió una jugada con la que me abrió una A de primera, donde yo podía enganchar algo. A continuación yo lo veía imposible, pero empecé a darle vueltas y vueltas hasta que saqué alterque y mi contrincante se quedó muerto en la silla. Yo también, lo reconozco”, nos cuenta.

¡Gracias, Arantxa!

Author: Adelaida Romero

Publicista y diseñadora gráfica, amante de la fotografía, rodeada de amigos que van formando su camino, con un juego de letras que se ha convertido en su pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.